domingo, 10 de abril de 2016

Máxima Inseguridad Jurídica

Quienes seguís el blog, ya conocéis que la Federación de Educación de CCOO Extremadura ha emprendido acciones legales contra la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura reclamando la baremación de la antigüedad en el Cuerpo como funcionario interino en el concurso de traslados extremeño. Alertábamos de ello esta Semana Santa haciéndonos eco de un diario de aquella Autonomía y días después conocíamos algunos detalles más.

La decisión de acudir a la vía judicial se habría gestado en septiembre del año pasado, cuando algunos delegados de FE-CCOO Extremadura decidieron poner fin a la disparatada situación que arrastró a la Consejería de Educación extremeña a no publicar la convocatoria del concurso de traslados de 2014-2015.

Al parecer, la coincidencia de la publicación de la noticia con la Semana Santa habría sido fruto de la casualidad; esperaban, incluso que el TSJE hubiera publicado antes su llamamiento a personarse en la causa a posibles afectados.

Agradecemos el arrojo de FE-COO Extremadura tanto como nos desconcierta el hecho de que fuera FE-CCOO Ensino (Galicía) la que presentara no una sino varias demandas oponiéndose, en Galicia, a la baremación del tiempo de funcionario interino. Aunque, después de la carta de emplazamiento de la Comisión Europea (CE) a los poderes públicos españoles y tras la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, no es necesario arrojo alguno sino una mínima voluntad, en todo caso, de enmendar las cosas. ¡Qué digo! De enmienda, que no es lo mismo.

Para enmienda ─a peor, por cierto─ la que de sí mismo y de su trayectoria hizo el sindicato extremeño PIDE a quien se le ha de reprochar que, con tan favorables vientos como venían soplando desde 2011 y muy especialmente desde 2012, no volviera a embestir contra el RD 1364/2010, reorientando y robusteciendo la desnortada y magra fundamentación jurídica que blandiera en aquella temprana causa suya de 2010 con los razonamientos que le brindó posteriormente su propio TSJ. Y aunque tamaño renuncio invita a una poco bondadosa interpretación de la deriva histórica de ese sindicato, se puede decir, sin lugar a dudas, que para ese viaje no hacían falta alforjas porque han demostrado la misma contumaz irresponsabilidad general que en 2014-2015 dio lugar a la no convocatoria de la Administración educativa extremeña y a la salida por peteneras de la gallega con su convocatoria de cero plazas.

La causa que ahora se dirime en Badajoz es de vital importancia porque su resultado debería influir en la convocatoria nacional. Ojalá que esta acabe siendo la vía a la definitiva Pax Augusta. Desconocemos los términos exactos del suplico de esa demanda o contra qué leyes o reglamentos arremete pero, en todo caso, el MECD no puede seguir impasible ante la MÁXIMA INSEGUIRDAD JURÍDICA que se cierne sobre el próximo concurso de traslados, inseguridad especialmente grave en Galicia y Extremadura donde reaparecen los mismos fantasmas de 2014 acrecentados por el efecto sinérgico de tres hechos, dos de ellos ya apuntados más arriba:

El primero, la carta de emplazamiento de la CE a España, en marzo de 2015. La CE es el máximo órgano de la Unión encargado de velar por la correcta interpretación de la normativa europea y de su cumplimiento por todos los países miembros. Pues bien, el criterio expuesto por la CE no puede haber sido más contundente al rechazar y desmontar, uno por uno, todos los argumentos que cualesquiera instancias de los poderes públicos del Estado español han venido enfrentando a la baremación del tiempo de interino. Se señala, en dicha misiva, de manera explícita, a los jueces y tribunales andaluces, lo que hace que debamos tener a la Consejería de Educación andaluza por contagiada de los mismos fundados miedos de sus homólogas extremeña y gallega, por no mencionar a las Consejerías asturiana y castellano-leonesa, a cuyos correspondientes TSJ daba por extendida la doctrina europea, el Tribunal Superior de Justicia gallego, en sus famosas sentencias.

El segundo, la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que desde julio del pasado 2015 hace explícita mención a la obligación de la judicatura nacional de apartar la jurisprudencia nacional en favor de la europea allá donde aquella contradiga a esta, lo que a nuestro juicio convierte en absolutamente temeraria cualquier tentativa de convocatoria de concurso de traslados ajena a las consecuencias que derivan de la Directiva 1999/70/CE. En este sentido, las notificaciones que Otro Concurso Es Posible enviara a MECD y CEJA, el pasado verano, cobran vigor (a la derecha, a modo de muestra, la de la CEJA, que —mutatis mutandis— se expresaba en idénticos términos que la dirigida al MECD). A pesar de ello, lamentablemente, cada año venimos comprobando, con sorpresa, que no hay disparate descartable en este largo sainete.

El tercero, solo para los andaluces, la reforma de la Ley de Función Pública de Andalucía ─enlazada también en el párrafo anterior─, efecto directo de la carta de emplazamiento de la CE, donde se nos excluye a los docentes de los beneficios de la baremación del tiempo de interino que se le reconoce a todo el funcionariado andaluz, bajo la torpe excusa de que los docentes andaluces pertenecemos a cuerpos estatales, a pesar de que es la Junta de Andalucía la que nos gestiona por tener transferidas plenas competencias. Para estos, parece ser que no existen ni la obligación que tienen de plegarse a la superior naturaleza del derecho europeo ni el ejemplo de la Administración educativa gallega, que desde 2013 barema, indistintamente,  el tiempo de funcionario interino y de carrera.

La solución más fácil, directa y sólida, no obstante, está en Madrid y no es de índole judicial sino de voluntad político-administrativa por el obligado acatamiento de la doctrina europea. Invitamos a FE-CCOO Extremadura a que con la misma firmeza con la que se mueve en su tierra, abra conversaciones con el resto de territorios, urgentemente, para unificar posturas y pelear por la definitiva armonización de la normativa nacional con la europea, con vistas a la próxima convocatoria de concurso de traslados, invitación que hacemos extensible al resto de federaciones y sectores de enseñanza, no solo de CCOO sino del resto de organizaciones sindicales con representación estatal en una llamada general a la insoslayable RESPONSABILIDAD que tienen, en el caos reinante, de poner fin a esta esperpéntica situación, ya difícilmente sostenible.

No obstante, visto el despropósito general de todos los actores, no es descartable la posible entrada en escena de un indignado grupo de docentes que, perjudicados por una futurible convocatoria que volviera a ser ajena a la baremación del tiempo de interino y constituidos en asociación sindical de ámbito nacional, estuviera preparado para atacar, por la vía judicial, (1) la Orden Ministerial que publicara las instrucciones para la convocatoria de concurso de traslados en todos los territorios autonómicos, (2) el RD 1364/2010 que regula los concursos de traslados en el territorio nacional y (3) cada una de las Órdenes que en cada Comunidad Autónoma convocaran el concurso de traslados, exigiendo la suspensión cautelar del procedimiento, la nulidad de lo actuado y la nueva convocatoria conforme a la jurisprudencia europea.

Y a decir verdad, esta alternativa nos parece, más que una posibilidad, una INEXCUSABLE EMERGENCIA. Que ese grupo, donde quiera que esté, cuente con nosotros, en la humilde medida de nuestras posibilidades.



Otro Concurso Es Posible (Carthago delenda est)