viernes, 8 de julio de 2016

CESE en la CEJA


La implantación del "concursillo" por la Consejería de Educación andaluza, con la colaboración de los sindicatos negociadores, está resultando un GIGANTESCO DESASTRE.


Tras largos meses de negociación, los agentes oficiales implicados descubrieron, in extremis, que la solución acordada era IMPOSIBLE y que todo el proceso de negociación ha sido un permanente e irresponsable BRINDIS AL SOL.


Para colmo de males, la atropellada alternativa, improvisada para no defraudar las grandes expectativas creadas y mal disfrazada de conciliación de la vida familiar y laboral, infunde entre colectivos docentes AGRAVIOS COMPARATIVOS que han dado lugar a una denuncia ante el TSJA que pone en GRAVE RIESGO el legítimo pero no menos torpe y desnortado avance de la Administración educativa andaluza y sindicatos negociadores por una política de personal docente más justa, sensata y humana, que ha de ser NECESARIAMENTE respetuosa con los DERECHOS conciliatorios DE TODOS los docentes andaluces, dejándonos a una gran parte del personal docente de la Educación pública andaluza, en una situación de inseguridad y zozobra.

La soluciones cuando no contemplan a todos no son soluciones sino una vuelta de tuerca más al problema. Ese es el retrato de la situación: la colocación de efectivos en la cuerda floja y unos colectivos docentes enfrentados como jamás se había visto. Por ello, los firmantes de esta petición, EXIGIMOS: 
  1. El CESE INMEDIATO de la persona que ostenta la Dirección General del Profesorado y Gestión de Recursos Humanos de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, como asunción de las responsabilidades por este DESPROPÓSITO.
  2. El DILIGENTE ALLANAMIENTO de todo actual obstáculo para hacer posible y hasta donde es posible el ejercicio de LOS DERECHOS CONCILIATORIOS DE TODOS NOSOTROS, DOCENTES ANDALUCES, SEAMOS FUNCIONARIOS INTERINOS O DE CARRERA, PROVISIONALES O DEFINITIVOS, de forma que se conjuguen las necesidades del servicio con nuestras circunstancias personales y familiares.




Otro Concurso Es Posible (Carthago delenda est)